Asemejan daños del azúcar a los del tabaco

 


Corre por el parque, no es tan ágil como quisiera, pero aún así hace el esfuerzo por moverse. Tras un par de minutos bajo el sol se sofoca y tiene sed. Necesita agua con premura, se la pide a su madre y ella tan sólo le acerca una botella de 600 mililitros con refresco de cola.

Estudios realizados en Inglaterra demuestran que los jóvenes de su país actualmente consumen tres veces más azúcar que la recomendada en su dieta, situación que se agrava si hablamos de México, donde hasta el 85% de la población sobrepasa el consumo de azúcar recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión (INCyTU).

En Gran Bretaña consideran que el consumo excesivo de azúcar es igual de dañino que el tabaco o aún peor, es por ello que investigadores y especialistas propusieron que las bebidas azucaradas, así como productos endulzados, fueran envasados y empacados de forma sencilla y poco llamativa, así como sucedió con los cigarros a partir de 2007.

“En la última década el fumar ha sido marginado y estigmatizado. Desde la prohibición de 2007 hasta la presentación de empaque sencillo una década después, se ha hecho de todo con la finalidad de que la gente desista del mal hábito. Hay señales de que algo similar pasará con el azúcar”, mencionó Tom Kibasi, director del Instituto para la Investigación de Política Pública (IPPR, por sus siglas en inglés) de Inglaterra, quien desea que se adopte esta medida, junto a otras, como prohibir la publicidad de alimentos chatarra.

En nuestro país desde 2014 se le impuso un impuesto especial a las bebidas azucaradas  (leches, refrescos, jugos y bebidas energéticas, entre otras) del 10% de su costo, aproximadamente, lo que podría prevenir entre 86 mil y 134 mil casos de diabetes para 2030. Sin embargo, la OMS destacó que si el aumento del impuesto fuera hasta del 20%, se prevendrán entre 171 mil y 267 casos.

La misma Organización recomienda que no se consuma más del 10% de azúcares en nuestra alimentación diaria. Es decir, si la dieta de un adulto es de 2 mil calorías al día, lo ideal sería que sólo fueran 200 calorías de azúcar o de preferencia menos de cinco cucharaditas.

Además, el INCyTU del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, indicó que los anuncios publicitarios de productos empleados para combatir la obesidad no aparecen dentro de los lineamientos estipulados por la OMS para ello.

Fuentes: OMS, BBC de Londres, La Jornada

Comments

comments