Chefs europeos pretenden boicotear al aguacate mexicano

 

El aguacate es uno de los símbolos de la cultura mexicana y también uno de los ingredientes consentidos en la cocina internacional. México es el mayor exportador de aguacate a todo el mundo.

En 2017 se enviaron casi dos millones de toneladas al extranjero. Estas exportaciones han generado miles de millones de dólares para México, pero esto ha afectado a la industria ya que se ha demostrado que es tan lucrativa que atrajo la atención de los cárteles del narco mexicanos. Varios grupos criminales iniciaron una guerra de extorsiones para controlar el negocio al que  denominan ya como ‘la fiebre del oro verde’.

El chef irlandés ganador de dos estrellas Michelin, JP McMahon afirma que esta fruta son los “diamantes de sangre de México” por sus vínculos con el narcotráfico.

En una entrevista con el periódico Independent.ie declaró que los carteles cada vez más controlan el comercio del aguacate y que, en algunas regiones, se están sustituyendo bosques de pino por aguacateros, que “precisan de grandes volúmenes de agua para crecer”.

“No los uso por el impacto que tienen en países de donde provienen, deforestación en Chile y violencia en México” ha dicho.

No solo les ha dejado de usar, sino que el chef ha convocado a restaurantes a lo largo de toda Gran Betaña para que hagan lo mismo. Desde su punto de vista todo se trata de cocinar desde un punto de vista más sustentable, disminuyendo el impacto que tiene el conseguirlos sobre el planeta y sobre vidas humanas también.

Otros restaurantes y cafeterías están optando por el mismo modelo, en parte por la violencia, en parte por el precio. En la explicación que da de ello el Wildstrawb Cafe en Londres se lee:

“La obsesión del occidente con el aguacate ha producido una demanda sin precedentes, elevando los costos hasta el punto en que incluso hay reportes de que cárteles de droga en México están controlando las exportaciones. Los bosques han tenido que disminuir para hacer espacio a las plantaciones de aguacate (…) lo que coloca presión sobre la demanda de agua”

Los reportes no son nuevos. De hecho, la pelea por el aguacate formó grupos de autodefensas en 2013 en Michoacán (de donde viene cerca del 70% de aguacates) en donde el cártel de los caballeros templarios vieron en el aguacate una forma de lavar dinero y operar como cualquier otro negocio. Así comenzó una era de secuestros y homicidios a cambio de cuotas que debían pagar los productores.

Comments

comments